DESPIERTO

 

Despierto

y miro a mi alrededor,

suspiro y medito

un momento,

y al instante,

surge dentro de mí,

el anhelo extraño

de algo que antes,

estaba ahí.

Cierro los ojos

y vuelvo a dormir,

en un sueño profundo

que encierra tras de sí,

la armoniosa vivencia

de un nuevo resurgir.

Intentando conseguir

que alegremente,

empiece de nuevo a vivir.

sunrise-818206__340

SIMPLEMENTE

Caminamos por el camino de la vida, a veces en soledad sin darnos cuenta siquiera que no estamos solos y que en compañía podemos caminar. Alrededor de nuestra vida hay muchas más vidas que también caminan buscando su lugar, su arraigamiento, donde unos con otros nos podamos relacionar.

Suprimiendo fronteras, estrechando lazos de vinculación afectiva, momentos únicos de encuentro, de contacto, de recibir y ser recibido. Donde no haya cabida para la discriminación y el prejuicio, donde la comunicación se haga presente, estimulando el respeto, y la ternura hacia los otros. Donde el extraño se transforma en semejante y desde ahí, desde esa forma indiferenciada de afectividad, las personas poder vivir en equilibrio, armonía y paz, rompiendo cadenas.

pexels-photo-119568

UN NUEVO AMANECER

 

Un nuevo amanecer,

una niñez que desapareció,

una adolescencia que terminó,

una juventud que empieza a florecer,

una nueva vida para dos.

Risas y lágrimas,

penas y alegrías,

dolor y tristeza,

pero todo con el encanto

de amar y sentirte amada.

Ayer una niña,

hoy una mujer,

llena de ilusión

y esperanza,

llena de lo más hermoso,

que es el amor.

sunset-1102543_960_720

SILENCIO ETERNO

Entre el clamor del silencio,

y la serenidad del momento,

hacen estremecerse las palabras,

ondeantes de tristeza,

que abatidas por todos los lados,

se hunden en el gran precipicio

llegando al final del viaje.

Un viaje marcado

para nunca regresar,

en donde se escucha resonante,

la palabra del adiós,

y entre gritos, sollozos,

y lágrimas en los ojos,

van despidiendo lentamente

aquel cuerpo dormido,

en el sueño de la muerte.

cross-106416__340.jpg

 

DECIR ADIÓS QUÉ DIFÍCIL ES

La tristeza del adiós, lo amargo de la despedida, la sensación de vacío y el llanto contenido.
Ha desaparecido la magia, se ha esfumado la ilusión, en un momento el cielo azul se ha vuelto gris. Cuando el corazón se queda desolado, afligido, con tormenta en su interior, sin razón de ser, ¿cómo envuelve el alma toda esa negrura?
Falta de comprensión, de aceptación, de entrega amorosa incondicional. O tal vez de albergar en silencio un sentimiento de expectativas no cumplidas o en sueños creados en nuestro interior, un poco más allá de la realidad.
Tal vez y solo tal vez, es que tengamos cerrados los ojos y no veamos la luz y ni tan siquiera nos llega su claridad.

Vivimos apegados a nuestro yo, por encima de cualquier cosa, inconscientes del mundo que nos rodea y descubrir todo eso, nos puede llevar hasta ese lugar, donde a veces tenemos miedo de entrar.

sky-night-space-trees

DESOLACIÓN

pexels-photo-211157

Confines desiertos

de incesantes tristezas,

de ilusiones ocultas

y sentimientos alargados,

a la vez olvidados.

Fuego de dolor

en toda su extensión,

llamas de agonía

que vagan sin temor,

más la lluvia

de la alegría,

no aparece

por ningún rincón.

Y la llamada de la esperanza,

es enterrada,

en la tumba del adiós.